¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

CREAR MI CUENTA

Plasma Rico en Plaquetas

El Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es un material biológico que se obtiene de la misma sangre del paciente; tras extraer la sangre del paciente se centrifuga para separar los distintos componentes (glóbulos blancos, rojos y plasma). En el plasma se encuentran las plaquetas, que son las células que participan en la coagulación. Éstas poseen una gran número de sustancias llamadas “factores de crecimiento” que promueven la migración y división celular. Estos factores de crecimiento estimulan la regeneración de los tejidos.


Tiempo
60 min

Resultado
Progresivos

Anestesia
Si

Postratamiento
No es necesario

Sesiones
Se recomienda un mínimo de 4 sesiones

¿Para qué sirve?

La inyección de plasma rico en plaquetas ha sido utilizada en diversas áreas de la medicina y cirugía.

El Plasma Rico en Plaquetas o PRP tiene muchas aplicaciones en la medicina estética ya sea como tratamiento antienvejecimiento ayudando a desintoxicar, o bien para drenar, nutrir, revitalizar, mantener y equilibrar las células de la piel.

Procedimiento

Este tratamiento requiere de una previa valoración y diagnóstico por el médico especialista que lo realice.

El proceso para la obtención del PRP es a través de una extracción de sangre venosa.

La sangre extraída se introduce en tubos que posteriormente serán incorporados a la centrifugadora. La centrifugadora estará en funcionamiento entre 15-20 minutos, tiempo durante el cual el doctor aplicará anestesia tópica al paciente.

Una vez centrifugadas las muestras y extraído el PRP, se procederá a inyectar el mismo en las zonas a tratar.

Los resultados serán visibles a los 15 días ya que sus efectos no son inmediatos y se recomiendan al menos 4 sesiones para apreciar unos resultados notables. Posteriormente podremos realizar una sesión de mantenimiento cada 3 meses.

SUBIR